¿Cómo superar la ansiedad social? - Psicólogo en Las Palmas

¿Cómo superar la ansiedad social? 🤷‍♂️🤷‍♀️ Te lo contamos

Comparte en tus Redes!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cómo superar la ansiedad social es una cuestión que no puede responderse de manera única y directa. Se trata de un trastorno conectado con la personalidad, el carácter y las vivencias de cada uno. Pero, en general, quienes lo padecen coinciden en la percepción de las situaciones sociales como algo muy difícil de afrontar. 

Quizás sufres en silencio y no sabes (o no puedes) hacer frente a esas sensaciones que, muchas veces, te superan. Si este es tu caso, debes saber que no estás solo. Y, aunque creas que no, a lo largo de las siguientes líneas, verás que puedes cambiar las cosas.

Las heridas de la ansiedad social

En un mundo en el que las relaciones sociales forman parte del día a día en todos los ámbitos (trabajo, colegio, ocio), no poder afrontarlas significa vivir en una continua intranquilidad.

A ello puede unirse, además, la contradicción entre lo que deseas y lo que realmente haces. Porque no ser capaz de sobrellevar ciertos escenarios no significa no querer estar en ellos.

Imagina que el lunes te invitan a una fiesta que se celebra el viernes por la noche. Te pasas la semana nervioso, pensando en cuánto te apetece. Pero conforme se va acercando la fecha, tus temores van en aumento y comienzas a imaginar escenarios desagradables.

Finalmente pueden pasar varias cosas: quizás decidas quedarte en casa, o acudes a la fiesta, pero te marchas rápidamente. Los escenarios pueden ser muy variados pero lo importante es que, la ansiedad gana.

En cualquier caso esa ansiedad siempre genera heridas: problemas de autoestima, sentimientos de culpa e incapacidad, angustia o depresión

Pautas para superar la ansiedad social

Existen algunas pautas que puedes seguir para responder a la pregunta sobre cómo superar la ansiedad social. Pero recuerda que colocar tiritas sobre las heridas no va a curarlas, solo esconderlas. Debes realizar un trabajo diario, incidiendo sobre las situaciones cotidianas.

Practica

No se trata de imponerse grandes metas, ni debes llegar al final del camino en un día. Cada palabra compartida, cada interacción, son pasos importantes. 

En tu vida cotidiana vas a tener muchas oportunidades para poner en práctica tus habilidades sociales. Por ejemplo, saluda a tus vecinos cuando te cruzas con ellos en el portal, o pasa el descanso con tus compañeros de trabajo. Piensa que no tienes que conseguirlo todo el primer día, pero aceptando participar en situaciones sociales, aunque al principio no interactúes demasiado, te irás acostumbrando a vivirlas.

Con el paso del tiempo notarás que, cada vez, te cuesta un poco menos.

Respira

Aprender a respirar, a combatir el estrés y a relajarte, será básico para comenzar a practicar. Cuando empieces a involucrarte en situaciones sociales a veces necesitarás tomarte un tiempo para calmarte. Durante ese paréntesis aprovecha para respirar profundamente y ejecuta técnicas de relajación.

Si notas que te empiezas a poner nervioso, aléjate, reflexiona y encuentra en tu interior un espacio de calma.

Piensa que los demás pueden estar como tú

Casi siempre tendemos a pensar mejor de los otros que de nosotros mismos, porque las exigencias más fuertes las enfocamos hacia nuestro interior. Por este motivo, aunque no de forma consciente, pensamos que para los demás resultan muy sencillos los escenarios sociales. 

Piensa que a ese conocido que te cruzas por la calle o a la vecina que sube contigo en el ascensor, puede costarles tanto como a ti.

La ansiedad social es más común de lo que te imaginas.

Concéntrate en otras cosas 

No pienses en cómo te sientes o en cómo superar la ansiedad social, e intenta centrar tu atención en otras cosas.

A veces, llevados por nuestros pensamientos, nos perdemos en un laberinto sin salida. Y así, sintiéndonos incapaces de alcanzar una solución, solo conseguimos aumentar nuestra ansiedad.

Encuentra tu propia manera de desconectar. Piensa en lo que te gusta, practica deporte, realiza actividades en contacto con la naturaleza, etc. Después te sentirás más despejado y tranquilo para afrontar las cosas.

Haz preguntas

Cuando estés con gente, hazles preguntas. Eso te ayudará a profundizar en las situaciones sociales creando un contexto de interactuación

Cuando te interesas por alguien, abres una línea de diálogo y te obligas a participar. Los demás agradecerán tu interés y al tiempo, será una invitación a interesarse por ti.

Ponle freno a tu imaginación

El temor a relacionarte y a participar en situaciones sociales, actúa como cualquier otro miedo: creando un clima de anticipación. Como escribió Livio: “El miedo está dispuesto siempre a ver las cosas peores de lo que son”. 

La cabeza suele jugarnos malas pasadas, y no es aconsejable subestimar su poder. Ante una situación que te preocupa, es normal que visualices los peores escenarios. 

Así, ante una comida con amigos, puede que te imagines manchándote la ropa, y si quedas para ir al cine, quizás te veas tropezando en la moqueta. 

En esos momentos, lo mejor es invitar a la razón a utilizar sus recursos. Analiza en profundidad tus pensamientos y no olvides que es imposible adivinar qué va a ocurrir.

Anímate a compartir tu problema

Ahora mismo, seguramente hay muchas más personas de las que imaginas preguntándose cómo superar la ansiedad social. Por eso, compartir lo que te sucede abrirá caminos de doble dirección hacia la comprensión, la empatía y la compañía.

Es fácil olvidarlo, pero ser nosotros mismos es muy importante, y tus dificultades para enfrentar situaciones sociales forman parte de quién eres. Nadie es perfecto, y cada uno tenemos nuestros propios temores.

Enfócate en cómo quieres sentirte

Estas pautas son un buen principio, pero si no te ves capaz de hacerlo solo, puedes pedir ayuda profesional. Mi labor como psicólogo es acompañarte en el proceso, siguiendo el ritmo que necesites. En mi consulta encontrarás apoyo para tu camino de evolución personal.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Guillermo Orozco

Guillermo Orozco

Psicólogo en Las Palmas de Gran Canaria. Graduado por la UNED y Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en trastornos de ansiedad y trastornos del estado de ánimo. Experto en Terapia de Pareja y Terapia Online.

Otros artículos que podrían interesarte: