¿En qué consiste la Terapia Integral de Pareja?

Comparte en tus Redes!

Terapias de nueva generación

La Terapia Integral de Pareja pertenece al conjunto de las llamadas terapias contextuales de tercera generación. Terapia de Aceptación y Compromiso, Mindfulness, Terapia Dialéctica Conductual, y Psicoterapia Analítico Funcional, entre otras, pertenecen a este grupo.

Todas estas terapias tienen en común la importancia que se le da al contexto donde surgen los problemas. También se realiza un análisis funcional individual del comportamiento de cada sujeto para evaluar y tratar los problemas.

La Terapia Integral de Pareja supone una evolución de la terapia de pareja cognitivo conductual tradicional. Esta terapia enfatiza el trabajo de los pensamientos y emociones en la pareja con aceptación y mindfulness.  El terapeuta debe tener en cuenta, además, el contexto donde surgen los problemas, los antecedentes y las consecuencias de las conductas distorsionadoras, y la historia personal del cada miembro de la pareja.

El término integral proviene de la vinculación de los procesos de cambio y aceptación dentro de un equilibrio propio para cada pareja.

Cómo entiende el problema la Terapia Integral de Pareja

Tema

En cada pareja, existen algunos problemas habituales, denominados por la Terapia Integral de Pareja como el tema. Suelen deberse a la historia personal de cada uno, su educación y manera de entender las relaciones. Uno de los temas típicos es el de Distancia VS Intimidad, en el que ambos discuten porque uno quiere más tiempo con su pareja mientras que el otro necesita más espacio para sus cosas. Control VS Responsabilidad es otro tema típico, en este caso la pareja discute porque uno de ellos espera del otro que cumpla con sus tareas del hogar, o no soporta su manera de hacerlo. Como hemos visto, un tema es una situación que dispara discusiones de pareja.

Polarización

La polarización en este modelo de terapia se refiere al patrón de interacción destructivo que se inicia cada vez que aparece un conflicto. Las diferencias entre los dos miembros de la pareja son inevitables, e incluso en un principio pudieron verse como atractivas. El problema no es el desacuerdo en sí, sino las formas destructivas de responder a estas situaciones.

En el proceso de polarización cada miembro de la pareja busca el tener la razón, defenderse atacando al otro. Para ello intentan cambiarse el uno al otro, o se muestran indiferencia mutuamente. La pareja entonces se extrema en sus posiciones, llegando al vilipendio, que consiste en que cada miembro de la pareja encuentra que la responsabilidad de los problemas recae en el otro. Más concretamente en su forma de ser (egoísta, inmaduro, insensible, incompetente, etc.) asociando las características de su pareja al origen del conflicto. Otra estrategia alternativa al vilipendio es la coerción, con la que se fuerza a la pareja al cambio.

La trampa mutua

El resultado del proceso de polarización es lo que se llama en Terapia integral de pareja la Trampa Mutua. Es una sensación de hastío, desesperanza y malestar provocados por el problema de pareja. Esto puede hacer que la calidad de vida de cada uno de los miembros se vea realmente afectada. Puede considerarse también como un sentimiento que impide que las parejas sean capaces de revertir el proceso de polarización una vez que este ha comenzado.

En este punto, se cree firmemente que para que la pareja resulte viable el otro tiene que cambiar de actitud. Pero la experiencia ha demostrado que, tras muchos intentos de cambiar al otro, no se ha conseguido nada. Esta situación es la que lleva a la sensación de estar en una trampa sin salida. En consecuencia, se pierde la ilusión por la relación, llegando a plantearse en muchos casos la separación.

Técnicas de intervención en la terapia integral de pareja

Estrategias de Aceptación y Tolerancia

Son empleadas para ayudar a las parejas a superar sus diferencias antes de que se transformen en conflictos crónicos. Principalmente se utilizan tres técnicas:

Unión empática

Se intenta reducir la polarización mediante la comprensión de la historia de aprendizaje del otro miembro de la pareja. Se puede conseguir así aumentar la empatía, poniéndose en la piel de su pareja.

Separación unificada

Se trata de que las parejas observen los problemas desde otra perspectiva. Se intenta hacer un análisis profundo de las circunstancias que mantienen conductas que erosionan a la pareja. Todo ello desde una perspectiva en la que son espectadores de esos problemas, observándolos de una forma objetiva y descriptiva.

Aumento de la Tolerancia

Es una alternativa a la unión empática y la separación unificada, pero también un medio para llegar a la aceptación. El objetivo es ampliar los márgenes de tolerancia de cada miembro de la pareja. Esto se puede conseguir haciendo un análisis justo de los miembros de la pareja y reconociendo lo bueno que tienen. La terapia integral de pareja propone cuatro estrategias para aumentar la tolerancia:

  • Destacar aspectos positivos de las conductas negativas
  • Practicar las conductas negativas en la sesión
  • Fingir en casa discusiones por las conductas problemáticas
  • Promover la aceptación a través del autocuidado
  • Estrategias Conductuales

Estrategias de Cambio

La terapia de pareja que se presenta aquí es integradora porqué alude a un equilibrio entre aceptación y cambio. Al igual que en la terapia de pareja cognitivo conductual tradicional, se utilizan técnicas que promueven el cambio. Dos son las estrategias principales que se usan en la terapia de pareja:

  • Intercambio de conductas: También conocida por intercambio de reforzadores. Consiste en que cada miembro de la pareja se compromete a poner en práctica determinadas conductas agradables para el otro.
  • Entrenamiento en comunicación y solución de conflictos: Por un lado, el objetivo es que la pareja resuelva los conflictos de una forma constructiva. Por el otro, mejorar la comunicación, ya que sin comunicación no se pueden solventar los conflictos. Para ello se enseña a usar un lenguaje no acusatorio ni denigrante para la comunicación en pareja. También se les entrena en habilidades de escucha para atender las peticiones del otro.

Evidencia empírica de la terapia integral de pareja

Existen estudios donde se observa que esta terapia tiene una ligera ventaja sobre los resultados obtenidos por la Terapia de Pareja Conductual Tradicional.

Podemos considerar la Terapia Integral de Pareja como una de las terapias de pareja con mayor robustez conceptual y apoyo empírico. Es una opción excelente para ayudar a parejas en conflicto que quieran resolver sus diferencias y recuperar la ilusión.

Puedo ayudaros

Soy especialista en terapia de pareja en Las Palmas de Gran Canaria. Mi centro de psicología está considerado como uno de los mejores de la ciudad. En él utilizo los últimos avances en terapias psicológicas, entre ellos la Terapia Integral de Pareja.

Si estáis pasando un momento de crisis y queréis recuperar la ilusión en vuestra pareja, solicitad ahora la primera entrevista gratuita. En ella podremos ver como la Terapia Integral de Pareja puede ayudaros a recuperar la magia en vuestra relación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!