¿Qué Es El Trastorno Bipolar Y Cuáles Son Sus Características?

😃😢 ¿QUÉ ES EL TRASTORNO BIPOLAR Y CUÁLES SON SUS CARACTERÍSTICAS?

Comparte en tus Redes!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿HAS OÍDO HABLAR DEL TRASTORNO BIPOLAR?

Probablemente la mayoría de la población haya oído hablar alguna vez del trastorno bipolar. Si bien es cierto que, coloquialmente, se habla de éste cuando un individuo tiene un carácter cambiante, la realidad es otra bien distinta. Este trastorno es mucho más serio siendo, en muchos casos, necesaria la medicación y la supervisión delpaciente para evitar recaídas. Sigue leyendo para averiguar, realmente, qué es el trastorno bipolar y cómo podemos identificarlo.

¿EN QUÉ CONSISTE REALMENTE EL TRASTORNO BIPOLAR?

El trastorno bipolar es una enfermedad mental compleja. Este trastorno es crónico y, como tal, no desaparece con un tratamiento específico. Aun así, los síntomas, pueden controlarse con la medicación y la terapia adecuada a cada caso.

Como en otros muchos trastornos de los que ya hemos hablado, existen diferentes tipos de esta enfermedad. En los siguientes párrafos, iremos desgranando un poco más las particularidades y las diferencias más reseñables de cada uno de ellos.

La característica principal de esta afección es la de provocar cambios inestables en el estado de ánimo. Una persona sufre diferentes episodios en los que su humor varía, de forma inesperada y explosiva, entre la euforia y la tristeza. Según especifica el DSM 5, para ser diagnosticado este trastorno, los episodios tienen que durar, como mínimo, una semana y estar presentes la mayor parte del día, casi todos los días (o de cualquier duración, si es necesaria la hospitalización).

Los episodios más conocidos son, a su vez, los dos más frecuentes: La manía o hipomanía (menos grave que la primera) y la depresión. Veamos cuáles son las características de cada uno.

SÍNTOMAS DE LA FASE MANÍACA

En este periodo, el individuo se siente eufórico. Tiene mucha energía, se distrae fácilmente, tiene labia y más apetito sexual, falta de sueño, sensación de grandeza e, incluso, irritabilidad. Es un carácter muy explosivo y propicia las conductas peligrosas. En esta fase, el paciente, puede tomar decisiones que le perjudiquen gravemente. Puede abusar de estupefacientes, mantener relaciones sexuales de riesgo o, incluso, invertir en un negocio sin futuro. En casos muy agudos, puede provocar sensación de irrealidad, psicosis y ser necesario el ingreso hospitalario.

SÍNTOMAS DE LA FASE DEPRESIVA

En este episodio, la persona sufre los síntomas de una depresión mayor. Estas manifestaciones impiden el desarrollo normal del individuo en su día a día. En este punto, el paciente padece una inmensa tristeza, pierde la energía y las ganas de hacer cualquier cosa. Sufre llantos incontrolables, sensación de molestar continuamente y desajustes en el apetito y en el sueño. En casos agudos, puede llevar a pensar en el suicidio, planearlo e, incluso, llevarlo a cabo.

Normalmente estos episodios se alternan, pero en ocasiones, pueden manifestarse a la vez. Si esto sucede, hablamos entonces, de un episodio mixto.

Estos cambios del estado de ánimo se pueden dar en ocasiones extraordinarias o, por el contrario, pueden ocurrir muchas veces al año.

TIPOS DE TRASTORNO BIPOLAR

Una vez vistos los síntomas principales que sufren las personas con este trastorno, hablemos de los diferentes tipos que hay.

TRASTORNO BIPOLAR DE TIPO I

El individuo que sufre este tipo de trastorno ha tenido, al menos, un episodio de manía o mixto. No necesariamente ha tenido episodio depresivo, aunque prácticamente en todos los casos, el paciente atraviesa las dos fases.

TRASTORNO BIPOLAR DE TIPO II

El paciente de este tipo de trastorno sufre uno o más episodios de depresión mayor y, al menos, uno de hipomanía.

En muchos casos se confunde a estos pacientes con los que padecen depresión mayor. Por este motivo siempre es indispensable un diagnóstico profesional para ayudar a la persona a su pronta mejoría.

TRASTORNO BIPOLAR DE CICLO RÁPIDO

Se determina que una persona tiene este tipo de trastorno cuando se dan, en el mismo año, al menos cuatro o cinco episodios de manía o depresión.

El porcentaje de pacientes que sufren este tipo de ciclo rápido es bajo, pero aún así, es importante conocerlo y entender el inmenso sufrimiento del individuo.

TRASTORNO BIPOLAR NO ESPECIFICADO

Hay algunos pacientes que sufren síntomas de bipolaridad, pero que no cumplen los criterios para ningún trastorno bipolar específico. En estos casos hablamos de trastorno bipolar no especificado. Algunos ejemplos más frecuentes de estos son:

  • Alternancia rápida entre síntomas maníacos y depresivos, sin llegar a cumplir el criterio de duración mínima para un episodio maníaco o un episodio depresivo mayor.
  • Episodios hipomaníacos recurrentes sin sufrir síntomas depresivos entre ellos.
  • Un episodio maníaco o mixto intercalado con un trastorno delirante, un trastorno psicótico no especificado o una esquizofrenia residual.
  • Situaciones en las que el profesional ha llegado a la conclusión de que hay un trastorno bipolar, pero es incapaz de determinar si es primario, debido a otra enfermedad o inducido por sustancias.

CICLOTIMIA

Las personas que sufren ciclotimia presentan un cuadro de trastorno bipolar mucho más leve. Este trastorno no pone en riesgo al individuo que lo padece, pero los síntomas persisten durante, al menos, dos años.

Ahora que ya hemos indagado un poco más en el trastorno bipolar, hablemos de los porqués.

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

Aunque no se conoce con exactitud la causa que provoca el trastorno bipolar, se presentan dos factores básicos.

  • Genética. Los investigadores llevan años estudiando la existencia de genes que puedan intervenir en el desarrollo de este trastorno. Hay una alta probabilidad de que los pacientes bipolares tengan familiares, consanguíneos, diagnosticados con el mismo trastorno.
  • Diferencias biológicas. Se han observado cambios físicos en el cerebro de los pacientes con este trastorno. Hoy en día se siguen realizando numerosos estudios para determinar su importancia y su papel para ayudar a identificar las causas.

Pueden actuar como desencadenantes de un primer brote de trastorno bipolar los tres factores siguientes:

  • Abuso de sustancias estupefacientes.
  • Como hemos visto anteriormente, tener un pariente de primer grado que tenga diagnosticado el mismo trastorno.
  • Vivencia traumática. La muerte repentina de un familiar, una agresión sexual o, incluso, un episodio de mucho estrés, pueden desatar un primer episodio de trastorno bipolar.

COMPLICACIONES Y DECISIONES

Para finalizar este artículo, me gustaría que quedara clara la importancia del diagnóstico profesional. Hemos podido ver que este trastorno es grave y complejo. Las complicaciones que puede acarrear son muy peligrosas. Dificultades económicas, problemas legales, relaciones rotas con seres queridos e, incluso, el suicidio. Es por esto por lo que, ante una posible sospecha de estar sufriendo este trastorno, hay que buscar ayuda profesional.

Las personas con este trastorno, con la correcta medicación y tratamiento, pueden realizar una vida plena y satisfactoria. Con el apoyo de amigos y familiares y sin poner tabúes a estas dolencias, podemos hacer mucho más que ser espectadores. Recuerda que no hay que estigmatizar. Tú eres la persona, no el trastorno.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Guillermo Orozco

Guillermo Orozco

Psicólogo en Las Palmas de Gran Canaria. Graduado por la UNED y Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en trastornos de ansiedad y trastornos del estado de ánimo. Experto en Terapia de Pareja y Terapia Online.

Otros artículos que podrían interesarte: