¿En qué consiste la Distimia?

Comparte en tus Redes!

DISTIMIA, CUANDO LA MELANCOLÍA SE APODERA DE TI

La distimia es un trastorno parecido a la depresión, compartiendo síntomas y tratamiento. Se caracteriza por largos períodos de tristeza en los que la persona se encuentra muy abatida. Podría considerarse una variante leve de la Depresión, pero de larga duración.

¿Qué es la Distimia?

Las personas que sufren este trastorno suelen describir su estado de ánimo como de “bajona” constante. Estas personas pueden seguir con su rutina diaria sin recibir tratamiento durante años. Precisamente, debido a que los síntomas no son tan llamativos como en la depresión, estas personas suelen tener problemas a la hora de ser entendidos y apoyados por su entorno.

Un 2% de la población sufre de distimia, principalmente mujeres. Estadísticas aseguran que este trastorno afecta 5 veces más a las mujeres que a los hombres.

Por suerte, al ser un trastorno afectivo, su tratamiento es posible, y su tasa de recuperación es muy alta.

Síntomas de la Distimia

Los síntomas principales son la melancolía y la tristeza constante. Seguidos de cansancio y sueño y alimentación alterados. Al igual que en la depresión, la memoria y la concentración se ven alteradas. Es habitual también la baja autoestima y una escasa interacción social.

La comorbilidad con otros trastornos es muy habitual también, principalmente ansiedad o trastornos de personalidad.

No deberíamos considerar la tristeza y melancolía por sí solas un trastorno distímico. Todos pasamos por episodios de este tipo sin que esto signifique un problema mental. Estos síntomas deberían durar por lo menos dos años, y darse casi a diario, para hablar de distimia.

Causas de la Distimia

Como la mayoría de los trastornos mentales, la distimia se considera multicausal. Existen riesgos fisiológicos, genéticos, psicológicos y ambientales que explicarían este problema.

Bien es cierto que hay investigaciones que aseguran que la distimia afecta a personas con antecedentes familiares y que están sometidas a situaciones de ansiedad, estrés e inestabilidad emocional.

Tratamiento y terapia

La terapia cognitivo-conductual y las terapias contextuales de tercera generación son una herramienta muy eficaz para tratar este trastorno. En algunas ocasiones es necesario combinarlas con apoyo farmacológico.

¿En qué se diferencia la Distimia de la Depresión?

La diferencia fundamental es el grado de incapacitación, ya que la depresión impide al sujeto llevar una rutina diaria, no así la distimia.

En la distimia no se ve tan acusada la falta de interés en experimentar placer, y los pensamientos suicidas no son habituales. Tampoco se presenta agitación, ni lentitud motora, como en la depresión.

Puedo ayudarte

Si sufres estos síntomas y crees que podrías tener un trastorno distímico, no dudes en consultarme. Soy psicólogo especializado en trastornos del estado de ánimo. Solicita tu primera entrevista gratuita y juntos descubriremos cómo puedes escapar de las garras de la tristeza.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Guillermo Orozco

Guillermo Orozco

Psicólogo en Las Palmas de Gran Canaria. Graduado por la UNED y Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en trastornos de ansiedad y trastornos del estado de ánimo. Experto en Terapia de Pareja y Terapia Online.