¿Cómo recuperar la pasión perdida en la pareja? ❤️

Comparte en tus Redes!

¿Cómo recuperar la llama de la pasión?

En un post anterior hablaba sobre si era posible recuperar la pasión perdida en la pareja, llegando a una conclusión afirmativa. En esta nueva entrega, os doy algunas pautas sobre lo que podemos hacer para recuperar la llama de la pasión en nuestra relación de pareja.

Comunicarse es primordial

La comunicación es el secreto para una vida en pareja saludable. Aprender a expresar nuestras emociones, sentimientos y necesidades de una forma asertiva enriquecerá nuestra vida en pareja. Y esta comunicación se hace aún mas necesaria cuando hablamos de temas tan personales como son el deseo, la pasión y el sexo. Hay una enorme variabilidad interpersonal a la hora de entender y disfrutar las relaciones íntimas en pareja. Así que el hecho de expresar sin tapujos las fantasías, deseos e inquietudes sexuales puede convertirse en el puente hacia la pasión perdida.

Pero la comunicación debe ser necesariamente eficaz, respetuosa y tolerante. Si nuestra pareja intuye que estamos juzgando o criticando sus necesidades, se cerrará como una ostra. Esto hará que no podamos acceder a la preciada perla que alberga en su interior. Por eso tendremos que ser muy cuidadosos cuando empecemos a tratar con nuestra pareja los temas sexuales.  Y al mismo tiempo abrir nuestra mente para poder experimentar sin censuras las propuestas de nuestro compañero.

Adaptarse al momento vital de cada uno

Las personas estamos en constante evolución, y nuestra sexualidad también, por tanto, nuestras necesidades varían dependiendo del momento vital. Ser conscientes y adaptarse a estos cambios, en nosotros y en nuestra pareja, es fundamental. Para ello la comunicación vuelve a ser imprescindible.

Estos cambios personales se juntan con los cambios en nuestro entorno: largas jornadas de trabajo, el nacimiento de los hijos, compromisos familiares… Todo ello provoca que la rutina se apodere de nuestra relación, y se prioriza cualquier cosa antes que la sexualidad, la cual pasa a un segundo plano.

Las relaciones sexuales se convierten entonces en algo secundario, donde la comodidad de la práctica rutinaria hace que se pierda la chispa.

Conocer las necesidades de nuestra pareja y salir de la rutina es el objetivo

Para escapar del hastío de una relación sin chispa, tenemos que empezar a provocar las situaciones que antes surgían espontáneamente. Tendremos que buscar un espacio y momento para compartir la intimidad con nuestra pareja, no solo sexual, sino también puramente afectiva. En ese espacio y momento se debe compartir y disfrutar, si para alguno de los dos se convierte en obligación no funcionará. Tampoco si se acude a ese momento con expectativas únicas de practicar el coito, ya que lo importante es compartir caricias y afecto. De hecho, es recomendable no tener relaciones completas durante las primeras prácticas, ya que le dará más morbo al encuentro.

Lo ideal sería que, en ese momento especial, se compartan abrazos, masajes sensuales, caricias, confidencias… y con 30’ sería más que suficiente.

Preparar el encuentro y provocar la magia

Al principio de las relaciones cualquier momento y lugar era idóneo para un encuentro sexual, pero al tiempo ya no es así. Pero no debemos pensar que la magia se ha acabado, solamente es que ahora debemos provocarla nosotros.

Podemos usar estímulos para cada uno de los sentidos, velas, aromas, música sugerente, ropa de cama, iluminación, ropa interior sugerente, una cena ligera y afrodisíaca… Todo ello provoca que nuestro deseo se despierte y crea el ambiente propicio para empezar con los juegos sexuales.

No te lo tomes demasiado en serio, es “solo” sexo

Debemos recordar que lo más importante es disfrutar con nuestra pareja, no hay que proponerse metas u objetivos muy estrictos. Lo más importante es compartir, estar juntos y no perder la complicidad.

Los juegos y juguetes sexuales ayudan a que las parejas vean el sexo como algo lúdico, y no como una obligación. Hay multitud de experiencias que se pueden compartir cuando se adentra uno en el mundo de los juegos y juguetes sexuales. El simple hecho de ir con tu pareja a un sex-shop y buscar algo para experimentar ya se convierte en un potenciador de la pasión. A partir de ahí es seguir buscando, probando, experimentando… es un mundo donde los límites están en tu imaginación.

Los juegos sexuales en pareja convierten rutinario momento del coito en algo lúdico y sensual. Se comparten risas y momentos de complicidad, se descubren deseos y fantasías en un ambiente más distendido, lo cual favorece la desinhibición. Es en momentos como este cuando somos capaces de proponer y aceptar las fantasías que teníamos reprimidas.

Cuídate, cuídame

Sentirse atractivo es algo imprescindible para disfrutar de una sexualidad sana, y para despertar la pasión de nuestra pareja. Cuidar de nuestro aspecto físico, y valorar el aspecto de nuestra pareja es fundamental para mantener la llama. Tenemos que evitar el llevar siempre el chándal o el pijama de felpa en casa, dando por sentado que ya no tenemos que seducir a nuestra pareja. Si nos vestimos sugerentemente, nos perfumamos, nos arreglamos el pelo… estamos mandando un mensaje de seducción que no se puede ignorar.

Hablar de sexo, leer sobre sexo, aprender sobre sexo…

Una vez empezamos a introducir cambios en nuestra vida sexual, no podremos parar de buscar nuevos estímulos. El sexo recuperará una parte importante en nuestra vida, y es un mundo apasionante por descubrir.

Podemos seguir experimentando con nuestra pareja, siempre contando con su aprobación y complicidad, y buscar nuevas experiencias más allá del sexo convencional: sexo tántrico, bondage, tríos, pegging, masajes prostáticos, eyaculación femenina, intercambios de pareja… ¿dónde está el límite?

Puedo ayudaros a recuperar la pasión de pareja

Soy psicólogo en Las Palmas de Gran Canaria, especialista en terapia de pareja. Uno de los motivos habituales de las parejas que se acercan a mi consulta es precisamente la falta de pasión. Son parejas que se quieren y desean seguir juntos, compartiendo sus vidas, pero la falta de sexo les pasa factura.

Mi centro de psicología está considerado como uno de los mejores en Las Palmas de Gran Canaria por la prestigiosa web Psicología y Mente. Solicitad ahora una entrevista telefónica gratuita y veremos juntos como poder recuperar la magia de vuestra relación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)