¿Cómo afrontar la depresión en adolescentes? 🥺 | Consejos y recomendaciones

Comparte en tus Redes!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La depresión en adolescentes es más habitual de lo que puede pensarse, hasta el punto de que datos recientes sitúan la incidencia de este diagnóstico aproximadamente entre un 5 y un 10% de este grupo de población.

Se trata de un trastorno del estado de ánimo que, al igual que cualquier otro tipo de depresión, cursa con unos síntomas que afectan gravemente a la vida de quienes lo padecen. Con el importante añadido de que, durante la adolescencia, se suma a las problemáticas relacionadas con este tramo de edad.

Algunos puntos particulares de la depresión en adolescentes

La adolescencia es una etapa vital particularmente compleja, ya que se trata de una época repleta de cambios físicos y emocionales. Son años en los que la mayoría de las personas padecen algún tipo de problemática emocional. Sufrimos los baches inherentes al trayecto que debemos realizar para encontrarnos a nosotros mismos.

Marca una línea de salida en la que comenzamos a despedirnos del niño que hemos sido, para aprender a aceptar al adulto en el que nos convertiremos. Tiempos de transformaciones internas y externas, en las que se intenta buscar una identidad y un lugar en el mundo.

La depresión en adolescentes surge en un momento particularmente difícil. A veces, puede que originada por las propias circunstancias de la edad, que pueden convertirse en auténticos factores de riesgo. Son cuestiones como el temor a no ser aceptado, a no encajar, o la dificultad de aceptar los cambios físicos que el espejo comienza a reflejar. Hay otros factores que pueden desencadenar la depresión en esta franja de edad, como las primeras decepciones amorosas, la separación de los padres, el cambio del colegio al instituto, etc.

Consejos para enfrentarse a la depresión en adolescentes

Afrontar la depresión en adolescentes no es una tarea fácil, ni con un resultado inmediato. Sino que es, más bien, una carrera de fondo, en la que el apoyo y el conseguir que el adolescente sienta ese apoyo es fundamental. Aquí te ofrecemos algunas pautas que pueden servirte de ayuda para empezar a afrontar el problema.

Apoyo ilimitado e incondicional

Como ya he mencionado, el sentirse comprendido es primordial para un adolescente, en cualquier momento. Sabemos que es muy frustrante para los padres dar ese apoyo incondicional, ya que parece que el adolescente no valora nada de lo que hacemos, o que incluso rechaza nuestra ayuda.

Pero en la adolescencia, aunque nos encontramos a medio camino entre la infancia y la adultez, sigue siendo imprescindible el apoyo de esa figura que sentimos como protectora. Así que será en especial esa entrega incondicional e ilimitada la que suponga una red de seguridad en momentos tan confusos.

Tomar conciencia del problema al que nos enfrentamos

Es cierto que, en ocasiones, todos podemos sentirnos deprimidos o tristes, y los adolescentes a veces de forma especial. Pero también es verdad que la depresión va mucho más allá de una sensación de tristeza ocasional, por muy intensa que sea. Es un problema que acaba con la vida de una persona, tal y como la conocía hasta ese momento. Por eso, intentar contemplarlo con objetividad y desde una perspectiva crítica es un paso indispensable a la hora de afrontarlo.

A veces puede ocurrir que pasemos por alto los síntomas, porque los asociamos a lo que podemos llamar la sintomatología adolescente y creemos que “ya se pasará”. Pero no hay que descuidar ningún signo: estar alerta, observar y escuchar son acciones que pueden marcar la diferencia.

Incidir sobre las causas de la depresión

Una vez asumido que el apoyo debe existir siempre, y tomando conciencia de que nos enfrentamos a una depresión adolescente, el siguiente escalón lógico será intentar influir sobre sus motivos.

Partimos de que es muy complicado indicar una razón exacta como origen de una depresión, sea la que sea; pero es importante estar atentos a cualquier cambio en su vida. Ya sean problemas escolares, con sus amigos, con la visión que tiene de sí mismo, o con cualquier acontecimiento que pueda afectarle, todas estas circunstancias pueden convertirse en desencadenantes. Pero, a veces, los motivos resultan invisibles, tanto para un espectador como para el propio paciente. En ese caso, la receta debe contar con los ingredientes que ya mencionamos en el punto anterior: estar alerta, observar, escuchar. Y, además, con el consejo que indicamos a continuación.

Pedir ayuda

Tratar la depresión en adolescentes como tal implica, en primer lugar, estar seguros de a qué nos enfrentamos. Para ello, lo más conveniente es pedir ayuda a un profesional capacitado para realizar el diagnóstico. Solo después de saber con certeza de qué se trata, puede comenzarse el tratamiento necesario. También, ante la intuición del riesgo de depresión, pueden establecerse algunas medidas preventivas. Y, para todo ello, la persona más adecuada es un psicólogo preparado que le ofrezca las pautas que precisa para empezar a salir de esa situación.

Te ayudo a afrontar la depresión en adolescentes

Soy consciente de las dificultades de detección y el tratamiento de la depresión en adolescentes. Entiendo la preocupación, la inseguridad y la vulnerabilidad que puedes sentir. Por eso quiero ofrecerte mi ayuda: desde mi consulta de Las Palmas puedo darte el apoyo, el acompañamiento y la experiencia que necesitas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Guillermo Orozco

Guillermo Orozco

Psicólogo en Las Palmas de Gran Canaria. Graduado por la UNED y Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en trastornos de ansiedad y trastornos del estado de ánimo. Experto en Terapia de Pareja y Terapia Online.

Otros artículos que podrían interesarte: